Harvard estudia exoesqueletos ligeros. La clave está en el peso

Una de las mayores barreras para la implantación de exoesqueletos es el enorme peso que suelen tener. Diseñar un mecanismo robotizado que sea capaz de mover la masa de un humano no es tarea fácil, aún con el uso de materiales ligeros como el aluminio y materiales compuestos.

Conor Walsh y su equipo, de la Universidad de Harvard, han diseñado un nuevo traje, denominado exoesqueleto blando, que reduce considerablemente la energía que el portador debe usar al caminar. El concepto es más cercano a una prenda de vestir que a los clásicos equipos toscos y llenos de metal. Un cinturón y 4 correas verticales conectan la parte inferior de las piernas a la cadera.

exosuit-sciencerobotics-001
Exoesqueleto blando, en forma de wereable robotizado. Se pueden ver la batería, actuadores y electrónica separados del traje

Los investigadores anunciaron el desarrollo en el 2014, pero ahora también han publicado la estimación del ahorro metabólico que supone la disminución de masa del exoesqueleto. Este cálculo no es sencillo, pues se tiene que hacer en un escenario de cinemática y dinámica compleja.

Según sus estimaciones, este traje supone un ahorro metabólico del 23%, o lo que es lo mismo, un ahorro en el esfuerzo para caminar con este tipo de trajes.

Vía: Wyss Institute

 

2 comentarios en “Harvard estudia exoesqueletos ligeros. La clave está en el peso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s