Un nuevo buscador web permite encontrar terroristas potenciales antes de que realicen sus atentados

Un motor de búsqueda desarrollado por “Cobwebs” permite a las autoridades policiales encontrar actividades potencialmente terroristas, antes de que ocurran.

Terroristas retransmitiendo sus asesinatos por Facebook

El viernes 15 de marzo Brenton Harrison Tarrant, de 28 años, retransmitió en vivo en Facebook sus macabros asesinatos en Christchurch. Además de en Facebook, la masacre fue narrada por 8chan, web frecuentada por activistas de extrema derecha. Mientras los usuarios de la retransmisión en directo le deseaban suerte y lo llamaban “puto héroe”, Tarrant volvió a su coche, disparando a los transeúntes en su camino hacia el Centro Islámico de Linwood, a 5 kilómetros al este de Al Noor, donde continuó sus terroríficos asesinatos. Mientras supuestamente se dirigía a un tercer lugar, Tarrant fue detenido por la policía y arrestado a las 2:02 p.m. Logró matar a un total de 51 personas y herir a 49 en sólo 29 minutos, 17 de las cuales fueron retransmitidas en directo.

Es imposible evitar que gente malvada y/o trastornada no cometa actos violentos, pero lo que ha preocupado a muchos expertos es que durante dos años, Tarrant esbozó sus planes en foros web.

“Bueno, muchachos, es hora de hacer un esfuerzo en la vida real”, escribió Tarrant en un post en 8chan, publicado minutos antes del primer ataque y desde entonces retirado. “Llevaré a cabo un ataque contra los invasores, e incluso transmitiré en directo el ataque a través de facebook…. para cuando leas esto debería estar en directo”, continuaba su anuncio.

Muchos terroristas anuncian sus planes en internet antes de reslizarlos

Este es sólo un ejemplo, pero hubo muchos otros casos similares en el pasado en muy distintos lugares del planeta y por perfiles muy diferentes.

Según Cobwebs, muchos eventos terroristas vienen precedidos de pistas preliminares en internet, por lo que pueden ser detectados de antemano, si uno sabe cómo, dónde y qué buscar. Con la tecnología adecuada, afirma Cobwebs, los posibles terroristas podrían ser detectados y detenidos antes de ejecutar sus planes.

Fundada en 2015, Cobwebs desarrolla un motor de búsqueda que puede rastrear la red pública, la red oscura y la red profunda en busca de actividades potenciales que considere relacionadas con el terrorismo u otras actividades ilegales. El motor de búsqueda puede realizar comprobaciones de antecedentes de las personas involucradas y alertar sobre interacciones potencialmente dañinas en tiempo real. Cobwebs comercializa este servicio a agencias de seguridad y servicios de inteligencia, pero también a gobiernos y corporaciones como bancos, que lo utilizan para detectar incidentes de lavado de dinero, fraude, financiamiento del terrorismo y actividades criminales similares. Emplea a unas 100 personas en varias oficinas globales: Herzliya, una ciudad en el área de Tel Aviv, Nueva York y Singapur. En marzo, Cobwebs recaudó 10 millones de dólares.

El servicio de Cobwebs comienza con una simple ventana de búsqueda. Un usuario puede escribir cualquier dato -un nombre, un hashtag, una ubicación, una fecha o una imagen…- y el sistema se pone a buscar. Puede buscar textos en 30 idiomas, fotos y vídeos utilizando tecnologías de visión artificial y reconocimiento facial, y reunir una gran cantidad de información en cuestión de segundos. Las telarañas, dicen, pueden crear en un solo momento lo que los oficiales de inteligencia solían generar manualmente durante incontables horas: un mapa que describe las redes de influencia de los terroristas en todo el mundo.

Y no sólo terroristas. Al trazar un mapa del efecto dominó de la violencia, Cobwebs dice que puede predecir las protestas mundiales y los acontecimientos del levantamiento civil, como el de la Primavera Árabe en 2011.

“No os podéis imaginar lo que hay ahí fuera, al descubierto. Pandillas amenazando de muerte, dando los detalles exactos de lo que van a hacer… Terroristas y antisemitas dando sus opiniones, haciendo lo que quieran…” Omri Timianker, cofundador y presidente de Cobwebs.

Si bien esta tecnología puede ayudar a salvar vidas, también puede servir a otros objetivos menos nobles, especialmente en manos de regímenes y corporaciones sin escrúpulos. “Sólo tratamos con organismos legítimos en los países occidentales”, subrayó el director ejecutivo Udi Levy. “No tratamos con países del tercer mundo.”

Entendiendo los perfiles de odio en internet

Según Timianker, la masacre de la mezquita de Christchurch fue la clave para entender el sistema de Cobwebs y lo que es capaz de hacer. Cuando el incidente del tiroteo en Utrecht ocurrió pocos días después del ataque a Christchurch, un equipo de analistas de la compañía se preguntó si podrían estar conectados. Utilizaron la tecnología de la compañía para explorar palabras y frases relacionadas con los ataques.

Una vez que los analistas de Cobwebs vincularon los dos primeros ataques, siguieron trazando las líneas invisibles que conectan 12 ataques globales, que se remontan a los ataques de 2011 en Noruega y se extienden por Europa, Estados Unidos, Asia y Oceanía. “La mayoría de los propagadores eran supremacistas blancos, neo-nazis, y odiadores de varios tipos,” dijo Timianker. “Algunos hablaron con otros terroristas, copiaron ataques anteriores o reaccionaron con contraataques. Así es como desarrollamos nuestra teoría”.

De acuerdo con la teoría operativa de Cobwebs, para maximizar la capacidad de rastrear incidentes violentos y detectar futuros ataques, cada evento terrorista debe ser examinado de acuerdo con dos marcos temporales: inmediatamente y a largo plazo. “La hora después de que ocurre un evento es la hora dorada en la que se puede aprender mucho sobre la persona que lo hizo”, dijo Timianker. “Después de una hora, las redes sociales eliminan información, y más tarde, el compromiso con la información relevante es mucho más común porque la gente abre más y más páginas sobre esa persona. En cuanto a la recopilación de información, no hay nada más que hacer después de esa hora”, explicó. “A largo plazo, es necesario seguir un evento y ver qué tipo de gente reacciona ante él. No se puede arrestar a una persona por lo que dice, pero se puede etiquetar, hacer un seguimiento para ver si se está volviendo más extremista, cómo están cambiando sus perfiles”.

Según Timianker, el principal obstáculo para los investigadores del mundo real y los organismos de inteligencia y seguridad es el aislamiento. “Internet es un mundo plano en el que todo está muy cerca, y todo sucede rápidamente”, dijo. “Los investigadores de todo el mundo miran dentro de las fronteras de su propio país, y no están explorando influencias de otros lugares.” Según él, los países necesitan desarrollar un protocolo de respuesta conjunta para eventos multinacionales.

El objetivo, dice Timianker, es identificar al terrorista prometedor. “Dejan atrás pistas, y se puede decir que algo está a punto de suceder”, dijo. “El sistema ya ha ayudado a prevenir varios eventos de tiroteos en las escuelas y a descifrar una investigación sobre drogas”, agregó.

¿Controlando movimientos sociales a través de redes sociales?

No se puede evitar el hecho de que la tecnología de Cobwebs está diseñada para rastrear sistemática y eficientemente a las personas de modo que no sospechen, incluso si la información que están analizando es pública. Los organismos encargados de hacer cumplir la ley pueden rastrear un hashtag, por ejemplo, para detectar protestas y levantamientos civiles, y luego utilizar la información para algo más que simplemente mantener el orden público. “Una protesta como la de los chalecos amarillos de Francia es algo que puede estrellar a un país, y tales levantamientos son interesantes para cualquier país donde haya protestas, y eso se puede predecir”, dijo Timianker. “Hoy en día, si controlas el hashtag, controlas la esfera de Twitter, eres un influencer que puede llevar a la gente hacia una causa, y necesitamos saber quién está detrás de ellos. Si esa persona está siendo activada por un país o una agencia.”

“No violamos la privacidad, sólo alcanzamos información pública que podría ser vista incluso sin nosotros, dijo Timianker. “Pero ni siquiera un fabricante de autos puede garantizar que una persona que compra su auto obedezca las leyes de tránsito.”

Cobwebs ofrece una herramienta bien para encontrar personas malvadas que pueden hacer mucho daño, pero también podría permitir a los gobiernos utilizar la red como herramienta de control social. Si bien ya hemos visto la influencia de Cambridge Analytica y hackers rusos influenciar en las elecciones de EEUU, el Brexit y otros eventos de gran trascendencia política, a nadie se le escapa que cada vez es más fácil vigilar y controlar las masas a través de las redes.

El mundo tiene una esfera real y otra virtual y cada vez están más ligadas.

Fuente: calcalistech

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s