Cervezas de pan. Sí, lo has leído bien

El pan es uno de los alimentos más desperdiciados en España con 62.3 millones de Kg tirados a la basura. En Reino Unido se desperdician 20 millones de rebanadas de pan al día. Para más inri, en el mundo 821 millones de personas pasan hambre. Cifras como estas nos hacen reflexionar cómo organizamos tan mal nuestra cesta de la compra, invertimos tan mal nuestro dinero y valoramos tan poco las horas de trabajo y la falta de alimentos de los demás. Por eso, cualquier iniciativa que busque reducir el desperdicio alimentario y ser más eficientes desde origen hasta consumo, debe ser potenciado.

 Fuente:mapama

Cervezas de pan 

Dos cerveceras nacen a partir de la detección de la problemática de los desperdicios de pan, elaborando cervezas a partir de los excedentes de pan fresco que de otra forma acabaría en los contenedores de la basura. A continuación hablamos de ellas.

Salvados

Salvados es una cerveza artesana estilo American Pale Ale, elaborada en Barcelona e idealizada por tres mujeres que identificaron en el desperdicio de pan una oportunidad para crear un producto innovador, sabroso y de economía circular. Es la primera cervecera en España en luchar contra el desperdicio de alimentos.

Foto: Josep Izart

Elaboran su cerveza sustituyendo parte de la cebada por pan fresco y de calidad que es recogido a diario en las panaderías de la ciudad, evitando así que acaben en los contenedores de la basura. 

También transforman los residuos de la elaboración de la cerveza en harina que utilizan para la creación y elaboración de bizcochos, galletas y muesli. En el futuro quieren incorporar otros alimentos y nuevos sabores y así evitar el despilfarro de más alimentos. 

Toast Ale

Toast Ale es una empresa inglesa que ha evitado que 833,637 rebanadas de pan en Reino Unido y 131,501 en EEUU acaben en la basura .

Reemplazan con un tercio del pan fresco la cebada malteada utilizada en la elaboración de su cerveza; transforman el pan en puré, lo mezclan con cebada malteada y agua caliente para elaborar cervezas tipo Pale IPA, Session IPA, American Pale ALE y Craft lager. 

Antes de reutilizar los panes en la elaboración de cerveza se aseguran que los excedentes recolectados de primera calidad sean distribuidos primero a las personas que los necesitan. También reutilizan los residuos sobrantes de la elaboración de la cerveza y son enviados a granjas para alimentación animal o para abonado de suelos. Un buen ejemplo de economía circular y sostenibilidad.

Fuente: Pinterest

Otro alimento muy desperdiciado en Reino Unido son las calabazas, con 15 000 millones de Kg perdidos que no son recolectados después de las conmemoraciones de Halloween. La demanda de las calabazas para utilizar como elemento decorativo hacen que los productos no consumidos se pudran en los campos, posteriormente a la festividad un equipo de voluntarios se reúnen para la recolectar los excedentes y transformarla en cerveza dando una nueva vida a productos. Por eso Toast Ale también usa calabazas que se iban a tirar a la basura después de Halloween para fermentar cerveza.

Además, en el embotellado utilizan botellines de cristal y barriles de acero reutilizables. Cuando los bares acaban, los producto los recogen, los lavan y vuelven a utilizarlos. Todo un ejemplo de economía circular.

Cero desperdicio

Estas son solamente dos muestras de las posibilidades de reaprovechar los alimentos y evitar su desperdicio. Las pérdidas de los excedentes en las cosechas pueden invertirse en la elaboración de productos de consumo, de forma sostenible, considerando la economía circular y que genere interés por parte del consumidor final.

Cada año agotamos antes los recursos disponibles del planeta, consumimos más y tiramos más alimentos a la basura, generando un problema insostenible para las generaciones futuras que cargarán con la responsabilidad de salvar el planeta de los daños que le causamos con un consumo irresponsable y desmedido.

No hay un Planeta B al que huir…

Fuentes:
Isabel Silva
Isabel Silva

Un comentario en “Cervezas de pan. Sí, lo has leído bien

  1. Si el pan fuera comestible en líneas generales en España se le tendría otro respeto. Pan hecho en casa, sin nada especial ni Levain aguanta tres días, con levain como poco siete. Y si finalmente algo se enfurece hay preparaciones culinarias para él. El problema es que poca gente respeta los productos básicos, así se bebe esa cerveza y ese pan.

Responder a Itzal Cancelar respuesta